Bienvenido a Cuchara Española
Guía gastronómica nacional con el apoyo de Marca España: Hostelería, empresas de alimentación y cocina.
con el apoyo de

Antoñín Fariñas

Soy Antonio Fariñas, gran aficionado a la buena mesa rodeado de amigos. Me gano la vida dando de comer y en Onda Cero les cuento a los oyentes lo que hacemos en nuestros fogones. Aquí, en Cuchara Española, os voy a presentar las cocinas regionales de esta gran mesa que es nuestro país, con la elaboración de distintas recetas según las estaciones del año. Descubriremos ese guiso de siempre sin tener que trasladarnos al pueblo donde únicamente se toma, o las mil maneras que hay de preparar un pescado. Una aventura gastronómica para que veáis la gran despensa que es este país. Bienvenidos a España, el mejor restaurante del mundo.

Me llamo Antonio Sánchez Fariñas, nací en el Puerto de Santa María un 20 de junio de 1961 sobre las 16:00 horas; aprendí a andar sobre la arena de la playa de la Puntilla, la playa estrella de mi ciudad por aquellos tiempos.

Empecé a aficionarme a la cocina desde muy joven, recuerdo esa tortilla de patatas tan maravillosa que me daba mi madre mientras yo buscaba cangrejos entre las piedras de "la Colorá", que era una zona cerca de la Puntilla, donde íbamos los aficionados de todas las edades a echar un ratito en la bajamar.

Corriendo rápido el reloj, me traslado a las grandes barbacoas que hacía con los amigos, donde siempre me hacía cargo de los carbones para realizar una parrillada de sardinas o unos deliciosos pinchitos morunos, a los cuales con 52 años sigo siendo muy aficionado porque, además, me salen de categoría.

Por contar algo interesante, puedo presumir de que le he guisado a muchas personas que en mi agenda no estaba ni si quiera verlas de cerca. De la mano de mi gran amigo-hermano Carlos Herrera -otro grandísimo aficionado a la buena mesa-, he podido dar de comer a S.M. el Rey que es de agradecer que le guste todo. Al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, a Mariano Rajoy, a muchísimos periodistas -que no nombraré a ninguno, para que no se me olviden muchos-; al magistral actor y amigo Arturo Fernández, que es mejor comprarle una chaqueta de las que gasta que invitarlo a comer. O a Echanove que se enamoró del calamar relleno y el tocino de cielo.

En fin, no quiero nombrar a nadie más porque la lista seguro que sería tremenda. Ahora sigo cocinando para todo el que me lo pida, porque es lo que más me gusta hacer en mi vida, no hay nada mejor que dar de comer. Cierto es que antes de dedicarme al mundo gastronómico he pasado por muchos palos, desde mi primer empleo buscando petróleo, pasando por vendedor de hierros, chocolates, vino, jamones, etc. hasta ahora. Y siempre me tendréis alrededor de los fogones, bien con una cuchara en la mano o con un lápiz para contar algo de la Cuchara Española. Siempre gastronomía y olé.

 

Volver

Más en nuestra web